Ágoraa diario la arena política

realidad en blanco y negro...

Maximiliano Cladakis-Edgardo Bergna editores. Organo de opinión política de Atenea Buenos Aires. Radio Atenea y Agora Buenos Aires

Escriben: Leandro Pena Voogt-

**********************************************************************************************

lunes, 26 de septiembre de 2016

Dieciséis

opinión. Agora...a diario 26/09/2016

Edgardo pablo Bergna
16. Junio. 1955.
     El ruido es adormecedor, primero aturde, luego se siente un cosquilleo que empieza por la punta de los dedos y el humo hace que los ojos... los ojos no son los que lloran, lloramos nosotros. En nuestra retina se imprime con nitidez la sangre, y el rojo siempre se acompaña de negro, de ausencia presente o presagiada, de anulación y aniquilación. Como un no color rompe los tímpanos y enceguece. Lo que cae de los tanques de combustible de los Gloster siega la luz. Cae el prístino fuego inaugural de la aeronáutica de la nación sobre nosotros, el pueblo de la Nación.

    Lo ardiente carboniza, niega y atormenta; aún ahora, y a la hora en que la luz y los sonidos que les son familiares a la plaza no aparecen porque ya antes fueron desaparecidos;  aun antes  que  nuestros desaparecidos. Allí quedaron los sonidos y los colores, allí quedamos nosotros que veníamos de lejos. De lejos a conocer la plaza que tronaba y que sin embargo, pensábamos, tronaba de fiesta,  de bienvenida, la plaza que todos debíamos habitar porque era útero-nido-esperanza.

     Cristo-vinci  es odio -vinci  y se recortaba materializado en la figura del águila que vomitó el fuego sobre nuestros guardapolvos blancos recién llegados, recién planchados porque fue necesario segarnos a nuestra llegada para que no viviéramos la plaza de nuestros derechos. Para que no quedaran testigos.

16. Septiembre. 1976.

    Otra vez el ruido adormece, son ruidos agudos como si se sintonizara la radio y de vez en cuando se oyen voces, los ruidos se oyen, los sonidos hay que aprender a escucharlos y aquí solo se oye. Los motores rugen siempre un poco antes del amanecer ¿es el mismo rugir el de un unimog y el de un falcon? El color es el mismo.  Los colores se ven, en la noche hay que aprender a mirar. Las puertas se golpean con fuerza y se astillan como los huesos, algo hay en  las puertas y en los huesos que les son tan atractivos –a ellos- ¿serán las astillas húmedas en un caso? Las puertas no sangran, ellas nos dejan expuestos.

    Tal vez el disco esté demasiado fuerte y despierte a los demás, los dibujos no acaban de despegarse lo suficiente de la pared y queden detrás de las paredes. Esta mañana no habrá que ir a clase, es peligroso, el apoyo escolar que damos en el asentamiento, paradójicamente, hace peligroso ir a tomar clases, caminar por la diagonal o encontrarse con un compañero, todo dicen, es peligroso, o casi todo. Tomar un colectivo es mas seguro que caminar ¿podremos lograr el boleto estudiantil? Uno piensa mientras viaja y deja todo en manos del chofer, se ve el mundo en otra dimensión. Desde el colectivo el falcon se ve pequeño.


    El agua se filtra en la pared, está verdosa, enverdecida como el destino de los moretones, y fría, da lo mismo que sea la pared o el agua. Mis piernas están como la pared, un cosquilleo que empieza por la punta de los dedos, y ahora brota el rojo que siempre se acompaña de negro, los ojos no son los que lloran, lloramos nosotros. Ya no las siento.

 

Fragmentos del discurso de Cristina en ATE

opinión. Agora...a diario 26/09/2016





domingo, 18 de septiembre de 2016

El CCK y la reunión de los empresarios: ¿Provocación o destitución de símbolos?

opinión. Agora...a diario 18/09/2016





 Leandro Pena
Un 21 de mayo del año 2015 la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró un centro cultural que llevó el apellido de su marido quedando como nombre centro cultural Kirchner. En el discurso inaugural Cristina señaló que era necesario re significar el apodado la jaula que tuvo el antiguo correo hoy convertido en centro cultural. La mandataria había dicho: “Yo quiero cambiarle el nombre: la jaula no me gusta; quiero que se llame la colmena, porque es el aspecto que tiene. Son las pequeñas celdas de una colmena, de miles de abejas que trabajan por la cultura”. Había dicho entonces la presidenta. Todo una significación, abejas que comunitariamente trabajan.

El centro cultural Kirchner ha sido en términos simbólicos: la inauguración de un espacio  para que  artistas y diversos estamentos de la cultura y organismos de derechos humanos puedan encontrar un ámbito de reflexión creación y expresión autóctonos. Han pasado allí diversos personajes de nuestra cultura desde Leon Gieco, Liliana Herrero, hasta las figuras tradicionales del Rock Nacional, y otros diversos como el Coro Polifónico Nacional, la Orquesta Sinfónica de La Plata y la Orquesta Sinfónica de Salta. También hubieron innumerables muestras y exposiciones de literatura por mencionar algunas de las actividades que nutrieron el  espacio; mostrando que el discurso inaugural de la entonces presidenta no eran  solo en palabras sino en hechos concretos y efectivos ajenos  a una posición elitista de la expresión cultural.

Este ámbito cultural inclusivo que nos permita pensar y repensarnos como sujetos con nuestra historia y también con nuestras posibilidades. Además, la juventud ha sido protagonista de este lugar cultural como parte del sello que caracterizó al kirchnerismo durante los doce años de gobierno. Muestra de ello es el lugar de la juventud en sus reclamos por los derechos humanos a través de las abuelas y los H.I.J.O.S, que buscaron sus  raíces para reconstruir su propia identidad subjetiva como así también dar causa a nuestro ADN nacional. Este protagonismo se ha podido observar en la direccionalidad de los discursos de la presidenta, como así, en la elección de sus ministros. Toda a una apuesta a una generación nueva y al futuro de un país.

En definitiva, el centro cultural Kirchner no es ni mas ni menos que un ámbito de apuesta a al pensamiento y a la creatividad fundamentado en la idea de que la cultura es para todos. Algo que el mismo Néstor Kirchner supo poner en práctica cuando en cada acto patrio conmemorativo diversos artistas de nuestra propia historia cultural y latinoamericana se hacían presentes o cuando organizaba recitales en la casa Rosada para este mismo. Reconocimiento a quien fue un símbolo de la inclusión, el progreso y la apertura cultural igualitaria.  También marcación de una forma mas de hacer y hacer comprender a la política como política inclusiva.

El pasado lunes 12 de septiembre el presidente Macri (Alianza Pro) ofreció una gala cultural en el Teatro Colón y dió al día siguiente  un discurso inaugural a un conjunto de empresarios extranjeros en el centro cultural Kirchner. Dos hechos relevantes. En primer lugar, en aquella oportunidad, el lugar elegido para una gala tiene, con ciertos matices, aquel recuerdo del bicentenario de 1810. En aquella oportunidad el pueblo festeja en la nueve de julio. Una muchedumbre de distintos lugares de nuestro territorio podía valorar el acervo cultural de nuestro país representado en forma significativa por artistas autóctonos y productos regionales que acompañaban la vista de cualquier espectador. Mientras, en el mismo horario representantes mediáticos, periodistas, personajes de la farándula y  economistas e integrantes e integrantes del Pro, entre ellos el ahora presidente Mauricio Macri junto a Julio Cobos radical,  en aquel momento Vicepresidente de Cristina Fernández de Kirchner, hoy en alianza con el gobierno. En segundo lugar, en esta oportunidad  el centro cultural Kirchner, ( como explicamos anteriormente, lugar de la cultura) se convirtió en estos días en el anfitrión de empresarios extranjeros a quien nuestro presidente les abre las puertas de par en par para que vengan a invertir (Sic). Casualmente o no, mientras disertaciones sobre nuestro economía por parte de componentes de cambiemos (Prat Gay- J. Triaca- Sturzenegger) presagiaban un buen presente y óptimas condiciones para el crecimiento de nuestro país. En el ínterin, al mismo tiempo y a escasos 120 metros en la plaza de mayo colmada de gente  buscaba  alimentos para comer. Estos eran traídos en camiones y varios medios de locomoción por los productores que regalaban sus productos  porque con la apertura de las importaciones de modo indiscriminado y desmesurado ven como su economía regional y personal ya no les alcanza para llenar la mesa de su hogar. Entre lo primero y lo segundo, el contraste no es solo económico sino de acción política y desigualdad social.

Todo un signo. Por un lado, un lugar donde funciona un centro cultural denominado Kirchner en alusión a las ideas ya expresadas sobre su pertenencia y pertinencia. Por otro lado, en ese ámbito, una reunión de empresarios neoliberales anunciados con bombos y platillos,  que se ocupan de bajar los sueldos y aumentar la liquidez y la renta financiera además de estar involucrados en los denominados “Panamá Papers”; escándalo exponencial, a nivel internacional y parece que no tanto a nivel nacional, -por parte de nuestro presidente- como de quienes lo acompañan en esta componenda mediática y de mercado reunida en estos tres días.

 Sería algo liviano considerar lo ocurrido como una mera provocación por quienes suelen hablar de rupturas y grietas. Este hecho, no es mas ni menos que un intento por quebrar el orden simbólico de lo que significó el kirchnerismo para los sectores populares en educación, cultura y trabajo. Presentar un foro en este centro que lleva el nombre de quien supo oponerse con tesón en la cumbre de las América en el año 2005 y sostuvo que el MERCOSUR era si una salida para la economía latinoamericana en términos de integración económica y cultural. En este sentido, la alianza cambiemos se propone destruir lo construido: superponiendo a la dignidad del trabajo, la valorización de la cultura para todos y los juicios a los dictadores; la reducción del empleo y la direccionalidad de la economía a los intereses del mercado, la sustracción de los programas educativos, además de: justificar sin atenuantes la prisión domiciliaria de algún dictador o poner en duda el reclamo legítimo de las abuelas, madres, hijos que aún siguen queriendo saber donde esta parte de su raíces.

Se trata de una búsqueda de quiebre de el orden simbólico, desde cuadros bajados de la casa Rosada de Chávez y Kirchner y mausoleo en el sur, como así también cambiar y confundir la finalidad que el mismo el centro cultural Kirchner tuvo en su origen. Los símbolos son parte identitaria de nuestro acervo cultural. Claro que nada es inocente. El pueblo tampoco. Dato no menor para un gobierno que registra poco de lo popular pero que sabe que los símbolos propuestos en estos últimos doce años fueron una reafirmación constante de que la cultura, la educación y la economía constituyeron  que constituyeron un eje esencial de lo que conocemos como: la Patria es el otro.




Repudio al Ministro Esteban Bullrich

opinión. Agora...a diario 18/09/2016

Agora a diario repudia lo dicho por el Ministro de Educación y Deportes Esteban Burllich :
                            “Esta es la nueva campaña del desierto, pero no con la espada, sino con la educación”
     Dijo el Ministro en Choele-Choel, provincia de  Rio Negro

    Asumiendo por nuestra parte primero: que la idea de desierto es un concepto de clase y eurocentrica, tomada de los conquistadores europeos para referirse a los pueblos árabes que efectivamente vivían en el desierto.

   Segundo: la llamada “campaña” fue un genocidio y si se quiere reubicar el concepto de “desierto”, se puede, reconociendo antes como desertificación el exterminio de pueblos originarios y el drástico deterioro del ecosistema, ocasionando por la profusa producción ovina destinada a la exportación de lanas, después de la distribución de tierras a familias de la oligarquía que se beneficiaron en esa acumulación originaria. Burllich Ocampo es descendiente de los mismos.

    Tercero: Consideramos los dichos del Ministro, como parte de un discurso negacionista precedido por la discusión sobre el número de desaparecidos lanzada por Darío Loperfido antes, y ratificada por el mismo presidente Mauricio Macri tiempo después.


    Arriesgamos a modo de interpretación que si bien es nítida la diferencia en los medios utilizados para producir cambios radicales en la economía y en la cultura de nuestro país por la derecha que nos gobierna, pues otrora hubiese sido necesario un gobierno de facto, los fines perseguidos al comunicar una “campaña del desierto” hecha con “la educación” no pueden ser otros que los mismos alcanzados por “la espada” : El sometimiento de las clases populares y la flagrante restitución de privilegios a las clases dominantes.

jueves, 15 de septiembre de 2016

El poder real

opinión. Agora...a diario 15/09/2016




Maximiliano Basilio Cladakis

   Desde hace tiempo, en el campo nacional-popular, hemos comenzado a hablar del “poder real”. Con este término, nos referimos al conglomerado corporativo, económico y comunicacional que detenta la posibilidad de estructurar el mundo a partir de sus intereses materiales y simbólicos. La acepción responde, también, a la necesidad de diferenciarlo del poder político representado por los gobiernos populares que, sobre todo en Latinoamerica, han surgido durante la primera década del siglo XXI. Para no hacer del “poder” un significante vacío, la diferenciación es fundamental. El poder real no es el poder político, por el contrario, los gobiernos populares tales como los de Kirchner, Lula, Evo, Chávez, Cristina, Correa, han sido el polo de disputa contra el cual se ha alzado el poder real a lo largo y ancho del continente.

   La disputa entre ambos poderes es una disputa totalizadora en la articulación de las sociedades contemporáneas. No se trata, como muchas veces se ha querido insinuar desde un escepticismo que no  tiene nada de inocente, de meros enfrentamientos aleatorios; por el contrario, se trata de una lucha entre sentidos contrapuestos de la existencia humana. Los gobiernos populares tienen como substancia que les da fundamento al pueblo y su finalidad es la consolidación y extensión de derechos para las grandes mayorías. Por el contrario, el poder real se constituye como un plexo corporativo cuyo fundamento es la abundancia de recursos (monetarios, comunicacionales, incluso bélicos) y su finalidad es la maximización de riquezas.

   Dentro de los recursos del poder real se encuentra también la posibilidad de subordinar al poder político y al Estado: o bien por medio del empleo de las fuerzas armadas (dictaduras militares), o bien por las cooptación de partidos políticos de arraigrambre popular (como sucedió con el menemismo y el delarruismo), o bien, por el armado de partidos nuevos que logran instalar candidatos que provienen directamente del mundo de los negocios. En estos casos, el poder político no es un poder autónomo, sino que es una extensión más del poder real, un mero instrumento entre otros instrumentos.

   El horizonte político actual de nuestro país es un claro ejemplo de ello y, hace unas semanas, Cristina lo señaló claramente en un discurso: el actual Presidente de la Argentina no es el poder real. En todo caso, Mauricio Macri  es solamente a quien el poder real, a partir de una serie de tácticas mercadotécnicas, logró instaurar en la Casa Rosada. Por ello mismo, no responde a los intereses del pueblo, sino a los de aquellos que son sus mandatarios. La reunión con los CEOS de las grandes empresas nacionales y transnacionales en el CCK es la fotografía más notoria de este fenómeno. Macri habló allí para parte de ese poder real a quien responde y, más allá de algunas críticas que lo trataron de ser demasiado “tibio”, por ello fue aplaudido y ovacionado, las políticas que la Alianza Cambiemos está llevando a cabo desde el 10 de diciembre de 2015 son las políticas que el poder real exige. Y el actual gobierno no es más que un agente subordinado de dicho poder.




miércoles, 14 de septiembre de 2016

domingo, 11 de septiembre de 2016

Pasos hacia el callejon

opinión. Agora...a diario 11/09/2016

Juan Pintos

A la juventud qué le va a quedar. ¿el trabajo de calidad de macri, hacer papas fritas a un salario menor  del smvm? Teniendo en cuenta los tarifazos, el aumento del transporte, la devaluación de la moneda, y su consecuente licuación del salario, etc. ¿qué van a hacer con $4500? Van a trabajar para nada. No van a tener perspectivas de crecimiento, ni alcanzar alguna meta; sólo servir a su empleador, que tiene ganancias extraordinarias, y a cambio de nada, el tiempo y esfuerzo invertido en el trabajo, en el  mejor de los casos, con el monto a retribuir apenas cubrirá el viaje, y su alimento en el lugar de trabajo….

La ola de despidos, entre otras cosas, genera incertidumbre hacia el futuro, inseguridad personal, angustia, desesperación y depresión; lugares a los que el viejo sistema que se impuso por voto popular necesita llegar, encontrará a los trabajadores (empleados y desempleados) con los brazos bajos y que aceptemos lo inaceptable, uno de los objetivos es el salario a la baja, erradicar el estado de bienestar laboral, erradicando así también el autoconvencimiento de merecer lo que se tiene, valorarse cada uno como trabajador y en base a eso reconocerse como persona con expectativas de mejora y lucha para alcanzar los objetivos; en cambio el sistema viejo impone que los trabajadores acepten algunas sobras o migajas  que apenas les alcance para devolver lo que se les paga a sus empleadores, indirectamente, ya que pagando los impuestos, con el modelo actual, el dinero vuelve a las arcas de las empresas, y no entra en un círculo del estado de distribución. Sumándose a esta situación la creciente masa de desempleados, que van a competir entre sí por aceptar lo que otro, con un poco de autoestima no, si a alguien no le gusta algo, no importa, tenemos muchos que sí aceptaran, o hasta quizás por menos de lo que se le ofreció al anterior; necesitan eliminar la autoestima o autovaloración, y que nos convirtamos en seres derrotados y sin derechos; sólo así se pueden imponer  las ideologías de capitalismo de pillaje.

Ya en campaña m.m. se había expresado, ¨¿qué es esto de universidades en todos lados?¨, claro, a su sector no le conviene mano de obra calificada, ni competencia para sus universidades privadas, sólo un ejército de desempleados sin acceso a la educación, y con menos conocimiento y conciencia, operarios maleables y dóciles; ya sabíamos que no iban a ser prioridad las mismas, mantenerlas funcionando óptimamente, o bien, mejorándolas, inclusive crear nuevas. Ante las brutales subas de las tarifas, agua 300%, luz 400% en el mejor de los casos, gas 300% siendo magnánimo; sin contar con las paritarias de los salarios del personal empleado; sin aumento del presupuesto de las universidades, es condenarlas al deterioro académico, edilicio, en condiciones deplorables para presenciar las cátedras con temperaturas bajas o altas. Ante este panorama, el diagnóstico es que se opera desde el estado para que la educación superior sea elitista, vaciar las universidades en presupuesto, personal e inclusive, estudiantes. Todo en favor de las facultades privadas, y que las clases populares se le sigan cerrando las puertas a la profesionalización, al acceso igualitario, a la posibilidad de desarrollo personal y social. Condenar al pueblo que más soporta la crisis creada por el mercado y sus actores a la precarización en su nivel de vida.

La ociosidad es la madre de todos los vicios, dice un refrán.  En barrios  con clubes barriales, donde se practican deportes variados, la delincuencia juvenil es menor. Los clubes de barrio, dónde los chicos hacen fútbol, artes marciales, patín, vóley, etc. y donde nuestros abuelos juegan al truco, ajedrez, bochas. Esos lugares fundamentales para desarrollar algún deporte, donde aparte se interactúa con el barrio; excelente motivo para sacar de la calle a nuestros chicos y alejarlos de eventuales tentaciones que allí se encuentran y avocarlos a una actividad que elijan hacer; y nuestros mayores siguen interactuando en la comunidad, donde no son relegados , casi olvidados, comparados con algunas situaciones de geriátricos. Amén de los centros de jubilados. Los clubes siguen la suerte de las universidades, aunque en realidad peor, ya que no cuentan con un monto designado por el estado para solventarse, y para acceder a alguna tarifa social, a fuerza de trabas burocráticas, se hacen inalcanzables; nuestros clubes no cuentan con el peso de las universidades, lamentablemente, se encuentran aún más a la deriva.  Al arrebatarles a los jóvenes las actividades que allí se desarrollan, y los incentivos que se generan en las mismas, como alcanzar una meta, superarse, vencer miedos, forjar personalidad, etc. quitándoles estos motivos, y volverlos a la ociosidad, al desamparo institucional, la ausencia del estado, los volcamos al riesgo de encontrar en la calle peligros de todo tipo, que son innecesarios enumerar. Y a la postre privan a los padres de ver con orgullo y satisfacción a sus hijos proponerse metas, alcanzarlas, transitarlas, y a los chicos de formarse, física e intelectualmente, emocionalmente, demostrarse a sí mismos y a sus papás que el esfuerzo tiene su retribución.

¿Qué va a pasar con esta masa de chicos y chicas, uno sin trabajo, y el otro precarizado, trabajando sólo para pagar los impuestos y comer, subsistir digamos? Los jóvenes van a ver en el trabajo no una herramienta para desarrollo, sustento, ahorro, costearse una carrera, etc, sólo van a ver un yugo semi esclavista que sirve para subsistir, nada más..sobreviviendo diría Víctor, aunque el preguntado no sería un cuarentón, sino uno de veintitantos años…

Imaginemos las universidades semi vacías, como consecuencia de los bajos ingresos en el seno familiar, donde se prioriza el alimento y los impuestos, poco les va a quedar para el viaje del estudiante (ya con el bruto aumento, y al día de hoy se rumorea otra suba), apuntes, libros, fotocopias, aranceles, etc; sumando el vaciamiento edilicio e institucional de las universidades; y sumarle al panorama la perspectiva psicológica, el combo difícilmente de altas expectativas de concurrencia…sumando el aliciente de que la carrera seguida, al recibirse, al ser chica la economía, ¿cuántas chances de ejercer para lo que se preparó tendrá, cuando en lo inmediato tiene necesidades básicas que cubrir? No va a haber demanda, o escasa y concentrada….nos acordamos varios de tener taxistas de lujo en los 90´s, psicólogos, abogados, profesores….

Tal vez, cuando ese ejército de jóvenes con pocas expectativas, con pocas salidas, los escasos escapes, pululen por las calles, perdidos, desorientados, sin saber qué hacer, sin saber donde recurrir; ante un sistema que los expulsa; a base de tanta desolación, depresión, para escaparse de este presente oscuro, donde ya ni se van a preguntar por el devenir del futuro, cagan en salidas fáciles, que el mismo sistema se va a encargar de ofrecer y proveer….algo vimos en Inglaterra en el 77, que parió el punk y su ¨no future¨, vimos en los 90 con el grounge y el vacío existencial; espectadores sonoros de la historia en el que se oye a los jóvenes. 
Mi gran expectativa, cómo darles fé a los pueblos, no una fé religiosa, sin en ellos mismos, en el futuro, que está en sus manos, y que no se transforme en arena o agua, que no se les escurra entre los dedos, sino, fuertemente asida, como las riendas de una cuadriga, sea dirigida, a pulso firme hacia un futuro promisorio.
Y a la postre, si colapsan los clubes, terminamos de quitarles una de las últimas patas de inclusión positiva social, el club es una de las pocas instituciones que sobrevivió al tango, contemporáneo de éste, en los años 40, cuna de tantos deportistas, que pasa inadvertida; los deportistas logran notoriedad al llegar al podio de las elites, o enlas olimpíadas, pero mucho trabajo de base se haya allí.




miércoles, 31 de agosto de 2016

Repudio al Golpe

opinión. Agora...a diario 31/08/2016



Ágora a diario repudia el Golpe de Estado perpetrado a la presidenta Dilma Roussef. La primera mandataria del Brasil fue destituida según la opinión del senado que la removió con el recurso de juicio político (donde no interviene el poder judicial, confiriéndole una situación vinculante pero restringida al poder legislativo)  Dilma fue elegida democráticamente hace menos de dos años por 54 millones de brasileños y destituida por el voto de 61 senadores bresileños.


   La situación de la República Federativa del Brasil gobernada a partir de hoy por el abogado Michel Temer profundiza la situación de la región suramericana y su tendencia a las derechas neoliberales.

domingo, 28 de agosto de 2016

Elogio a la Resistencia

opinión. Agora...a diario 28/08/2016


Edgardo Pablo Bergna


    Las marchas de la resistencia son una manifestación llevada a cabo, primero, por madres de plaza de mayo y luego por abuelas desde el año 1981. Estaban impulsadas por el permanente despliegue de acciones que hollaban los derechos humanos en el momento mas  intenso de la dictadura cívico-militar cuyo modus operandi  fue el tormento,  la muerte la desaparición de personas. Genocidio reconocido en todo el mundo incluso al punto de tomar el nombre “Desaparecido”  conexo a aquello  que lesiona el concepto de humanidad. El nombre “Desaparecido” contiene todas las formas del crimen de “lesa humanidad”

    En enero de 2005 las marchas de la resistencia se dejaron de realizar en el marco de las medidas tomadas por el  gobierno de Néstor Kirchner, quien restableció los juicios a los genocidas después de la anulación de las leyes de impunidad e indulto, vigentes entre 1986 y 1990.

    El 26 y 27 de agosto de 2016 a poco mas de ocho meses del gobierno de Mauricio Macri, se retomaron. Las marchas de la resistencia tienen sus raíces en lo descripto arriba, pero su actualidad está plenamente acreditada por las acciones y proposiciones de funcionarios, y del mismo Presidente, respecto de la posición tomada frente a la cuestión de los Derechos Humanos en general y del número de desaparecidos en particular.

    A la vez que en el plano de las políticas económicas están implementando las mismas fórmulas que en tiempos de dictaduras y democracias negacionistas, señoras del olvido. En este contexto no se puede dejar de pensar en las palabras de Rodolfo Walsh escritas en marzo de 1977 donde resaltaba que: En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40% un hecho entre tantos hechos de devastación  económica que durante esa dictadura fue, sin duda, el objetivo fundamental realizado por el poder real en manos de oligarquías para quedarse con los bienes materiales del pueblo y el agente disciplinador  materializado en las fuerzas armadas quienes se cobraron con su sangre.

    Por esa razón valen las marchas de la resistencia, en nombre de todos los que dieron su vida, en nombre de quienes fueron y son vulnerados por las derechas neoliberales-conservadoras del statu quo en beneficio de sus propios intereses  y conveniencias.


    Resistencia es la cotidianidad del militante en la lucha continua a favor de los oprimidos y olvidados, las movilizaciones,  las plazas colmadas… Reivindicamos en su pleno sentido el concepto de resistencia hoy denostado por un “sentido común” envenenado por los medios hegemónicos, que tratan de amedrentar a sus audiencias mostrando a la militancia que resiste las políticas de exclusión con políticas activas, en las calles, en las plazas en el ágora, como hechos de barbarie desestabilizadora. Miedo inyectan a su “gente” para que vean al militante como delincuente y se arrimen a los “voluntarios” propuestos por las derechas agorafóbicas.

lunes, 22 de agosto de 2016

Avances y retrocesos

opinión. Agora...a diario 22/08/2016

Maximiliano Basilio Cladakis

   Durante el homenaje a Hugo Chávez realizado en el Instituto Patria hace unas semanas, Cristina dijo que en la historia hay avances y retrocesos, por lo que el sentido de la historia no debe ser pensado de manera lineal. Las palabras de la ex- Jefa de Estado se entretejen en una profunda reflexión donde la comprensión de la historia se articula con la comprensión acerca del sentido de  la praxis política en un periodo histórico determinado.  Sin lugar a dudas, la historia del campo popular implica un entrecruzamiento de avances y retrocesos que no obedecen a leyes rígidas, estáticas, intemporales. En la oposición nodal a partir del cual se constituye el devenir de la Argentina en particular, y el de Latinoamérica en general, entre, por un lado, un proyecto nacional, popular, inclusivo y libertario y, por otro, el proyecto de dominación de las elites locales y de los centros de poder transnacionales ha habido, tanto para uno como para otro, momentos de avances y de retrocesos.

   Nuestro país y la región se encuentran atravesando hoy un momento de avance de los poderes concentrados de la riqueza lo que, sin lugar a dudas, significa un retroceso para las fuerzas populares. Durante la primera década del siglo XXI se trataba de lo contrario. Sin embargo, en la Argentina, la llegada a la Presidencia de la Nación de Maurició Macri representó un momento bisagra para, lo que en términos de Marx, podríamos llamar el Partido del Orden. El triunfo electoral de la Alianza Cambiemos fue más que un acontecimiento comprensible en términos político-burocrático. Se trató del paso a la ofensiva de un determinado bloque político-económico-comunicacional. Mucho de lo construido en los últimos doce años a favor de las grandes mayorías populares fue barrido en tan sólo unos meses.

   Sin embargo, como dijo hace unos días Máximo Kirchner, no hay derrotas absolutas  ni victorias absolutas. En este sentido, es importante remarcar que tanto el pesismismo como cierto optimismo ingenuo a la hora de pensar la historia se reconfiguran en actitudes existenciales-políticas igual de conservadoras. La negación de los avances conlleva de la llamada anti-política. Si se concibe la historia como una mera serie de hechos donde en verdad” todo da igual, se incurre casi necesariamente en una posición de “alma bella”, de refugio interno, de no compromiso (un no compromiso que es,  en verdad, un compromiso, por inercia, con los poderes establecidos). En el otro caso, la posición del optimismo ingenuo conlleva a una alianza tácita con los poderes concentrados en los momentos de retroceso del campo popular. La ingenuidad de afirmar tesis tales como “el que gana es que hizo las cosas bien”, como el excesivo pedido de “autocrítica” frente a la inminente derrota de un frente electoral nacional y popular, se sostienen en una visión lineal de la historia que no toma en cuenta una infinidad de factores que pueden hacer que un proyecto político de derecha gane una elección por vías democráticas. Así y todo, en la mayoría de los casos, se trata de una ingenuidad fingida para reacomodar los intereses particulares en el nuevo orden de cosas.


   En este aspecto, resulta fundamental comprender que existen las victorias y que existen las derrotas, que son posibilidades siempre latentes, pero que estas siempre son provisorias, no absolutas. En los momentos de retroceso, la tarea de las fuerzas que componen el campo popular es el de resistir los embates de la derecha para volver a proyectar sus futuros a avances a partir de la constitución de nuevas mayorías.