Ágoraa diario la arena política

realidad en blanco y negro...

Maximiliano Cladakis-Edgardo Bergna editores. Organo de opinión política de Atenea Buenos Aires. Radio Atenea y Agora Buenos Aires

Escriben: Leandro Pena Voogt-

**********************************************************************************************

sábado, 3 de diciembre de 2016

Homenaje a Fidel

opinión. Agora...a diario 03/12/2016





miércoles, 30 de noviembre de 2016

El culto

opinión. Agora...a diario 30/11/2017




Maximiliano Basilio Cladakis

   Mammon aguarda, en silencio, con los ojos cerrados y las manos apoyadas sobre las piernas entrecruzadas. Adrian juega con una pequeña cruz entre sus manos, nervioso. Una elección absoluta que sellará su destino por siempre se abre ante él como un abismo inhóspito. “Ninguno puede servir a dos señores; porque aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro”. La sentencia se repite infinitamente en su mente mientras los grises se desvanecen presentándose como una ficción a la que se recurre únicamente para justificar pequeños y mezquinos actos cotidianos. Al fin de cuentas, siempre se trata de “blanco” o “negro”. Adrian no sólo lo sabe, sino que lo vive. Una profunda sensación de indeterminación recorre cada parte de su cuerpo; cada uno decide por el blanco o por el negro, sin excusas; el peso de la libertad ahoga todo intento de  justificación. “La angustia es el vértigo de la libertad”. El futuro, la familia, el reconocimiento de los otros que se consuman en la supuesta magnificencia de ser alguien; mandatos y promesas de paz perpetua lo atraviesan en carne y alma. Lo otro es la nada. Sin embargo, esa nada también lo corroe. La mera gratuidad de existir, del inefable “porque sí”, la dicha de los desdichados. “Sólo por amor a los desesperados mantenemos aún la esperanza”. Todo eso también tiene sentido, tanto o más que lo otro. O, quizá, no haya algo que tenga sentido sino que al elegir y elegirse aparece un sentido hasta entonces inexistente. La elección genera el culto, no al revés. Dos cultos, una elección, según la elección un culto existirá y el otro no. “Cada hombre es responsable de todo ante todos”.  Adrian suspira. Lleva a cabo la orden. Lo hace porque sí, porque elige hacerlo, porque elige creer en su futuro y en su progreso, ideales casi mesiánicos que decide transformarlos en una realidad tan maciza como el acero. Aprieta un insignificante botón y cientos de personas quedan sin trabajo. La cruz cae de su mano y Mammon abre los ojos sonriendo.







sábado, 26 de noviembre de 2016

Revolucionario

opinión. Agora...a diario 25/11/2017




Edgardo Pablo Bergna
Maximiliano Basilio Cladakis


   Un hombre es lo que hace de sí y lo que hace de los otros. La existencia humana no es otra cosa que ese permanente elegirse que compromete a la humanidad entera. Fidel Castro se eligió, durante toda su vida, en el modo más alto que puede hacerlo un ser humano: se eligió como revolucionario. En una historia que se asemeja a un cumulo catastrófico de ruinas, donde se apilan, uno sobre otro, los cadáveres millones de condenados, donde lo inhumano se impone sobre lo humano, elegirse como revolucionario es elegirse como la negación de un sistema que asesina, cosifica y veja la dignidad de hombres y mujeres alrededor del mundo. Y en esa negación, el revolucionario se transfigura como ser humano integral.  Fidel Castro, ejemplo de humanidad, hizo de su vida un símbolo para los oprimidos de la tierra en su lucha por la emancipación. Cada acto de su vida, desde el asalto a Moncada a sus últimas reflexiones acerca del estado actual del mundo, Fidel se instituyó como voz discordante frente a la injusticia, frente al imperialismo, frente a la degradación y saqueo de los pueblos en pos de la acumulación de capital por parte de las ententes corporativas del mundo. Su vida ha sido su obra y esa obra nos interpela y compromete. Fidel, en tanto individuo, ya no está entre nosotros, pero su obra permanece y, por lo tanto, él permanece en ella. La revolución se encuentra de luto porque partió de este mundo uno de sus mayores representantes. Sin embargo, se trata de un luto que nos convoca a continuar con su lucha, lucha que es la más noble, la más importante, la más sublime de cuantas luchas puedan darse. 

jueves, 24 de noviembre de 2016

El ministerio de prostitución

opinión. Agora...a diario 24/11/2016

Edgardo Pablo Bergna

   Esteban José Burllich es un licenciado en informática y máster en Administración de Empresas por la universidad Kellog. Ministro de Educación de nuestra República Argentina desde el 10 de diciembre de 2015, una vez asumido el presidente Mauricio Macri.

   El actual ministro de Educación  defendió en su momento la prueba “Aprender” 2016 muy cuestionable por cuestiones académicas y,  de ser una política educativa que trata de reducir la acción docente y transformar los establecimientos de producción y transmisión pública de conocimiento (escuelas-universidades) en “comercios” del ramo de  formación de Recursos Humanos.

   Quien escribe este artículo no escribió antes respecto de “Aprender”, por pudor a representarse a sí mismo como  productor de paranoias. El filósofo alemán G.W. Hegel recurre a una metáfora muy conocida para referirse al momento donde es propicio abordar una cuestión, el momento de reflexionar, dice el filósofo, es después de haber vivido el día, y lo expresa señalando que el búho de Minerva solo levanta vuelo al anochecer.

Y llegó la noche.

   El caso es, que respecto de los “ensayos” “Aprender 2016” se dijo hasta el cansancio que eran una propuesta “comercial” y como argumento a favor de ellas se contestaba con la falaz pregunta: ¿está mal tomar examen? Y la respuesta es: no, los exámenes son necesarios para evaluar. Una vez de acuerdo   hay que preguntar: ¿Qué los motiva? su causa y ¿Para qué son? su finalidad, ¿evaluar qué?. Una respuesta podría ser que con  “la cultura de la evaluación” de calidad educativa se propende a recoger datos y usar la información para emitir juicios de valor sobre el estado actual de la cuestión y tomar decisiones para mejorar la calidad del proceso pedagógico. Con todo, estamos lejos de conocer las causas y las finalidades de este tipo de pruebas “estandarizadas”.

   Las escuelas Kellogg o mejor  Kellogg School of Management de la Northwestern University  donde recibió la maestría el informático ministro de Educación es una escuela para la formación de “gerentes” o CEOS. Aquí comienza a desvelarse las causas de las evaluaciones. La información que se recoge está sesgada por la “profesión”  de quienes proponen la prueba.
   Una vez que se accede a los datos, se tiene un “perfil” del sistema educativo y  se especula  que modificar para obtener la pretendida “mejora” del proceso educativo.

 El recurso


   Llegamos a tener una idea de las causas que promueven este tipo de “estandarización”. Ahora, para abordar una aproximación a los fines que persiguen, podemos empezar por desbrozar el significado del término “recurso” tomamos la palabra del DRAE y leemos: recurso es un “Medio de cualquier clase que, en caso de necesidad, sirve para conseguir lo que se pretende”. Si le agregamos al término “recurso” la palabra “humano” tenemos la compuesta  “Recurso Humano” y tenemos casi la respuesta a la pregunta por la finalidad. El objetivo del proceso educativo es formar Recursos Humanos: personas que sirvan para lo que pretenden los gerentes. Ya que los fines tienen relación con sus causas.

La prostitución


   El ministro había dicho en una oportunidad que: "Hay que fortalecer mucho la formación docente para darles las herramientas que necesitan para sentir que son capaces de hacer las tareas que les pedimos" Uno se pregunta, además del ministro ya que usa el plural, ¿quiénes y que les piden?.   En latín “prostituere”, en tanto verbo, se traduce como “poner a la vista”, “exponer algo” y fue lo que hizo Esteban Burllich en la 22° Conferencia Industrial Argentina organizada por la Unión Industrial Argentina (UIA) lo expuso, se desveló y desveló la pregunta por la finalidad de su ministerio.
   Miró hacia los  comerciantes reunidos en esa versión de conferencia industrial y les dijo: no vengo como ministro de Educación sino como (su) gerente de Recursos Humanos. El sentido actual de la palabra prostitución se encuentra en Suetonio historiador romano del año 100 aprox. “prostituere in libidinem  populi” escribió. El informático de quien depende la educación de nuestros hijos se acerca de manera obscena a la frase de Suetonio. No fue como ministro de Educación, fue a preguntar que tipo de mercancía les hacía falta a los comerciantes reunidos en esa ocasión.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Cristina en la UNAJ

opinión. Agora...a diario 23/11/2016



lunes, 21 de noviembre de 2016

Economía y política

opinión. Agora...a diario 21/11/2016




Maximiliano Basilio Cladakis

   En la Universidad Nacional Arturo Jauretche, Cristina señaló que la economía no es una ciencia exacta, incluso sostuvo que la economía directamente no es una ciencia. En contraposición con los dogmas liberales y neoliberales, e incluso haciendo una crítica a los economistas heterodoxos, la ex presidenta definió la economía como la interacción entre distintos actores sociales, interacción donde el Estado cumple un rol preponderante.  Esto significa dos cuestiones de suma relevancia para la comprensión de nuestro horizonte político actual.

   Por un lado, la economía constituye una parte de la política, no se trata de algo escindido de ella. En este aspecto, lo dicho por Cristina no es una novedad. Ya desde la antigüedad, podemos encontrar en las obras de Platón y de Aristóteles la comprensión de la economía como parte de la praxis política. Sólo a partir de la consolidación del capitalismo como sistema dominante y de la emergencia de los pensadores liberales en el siglo XVIII, la economía aparece representada como una esfera de la vida que, al igual que la naturaleza, es regida por leyes propias, inflexibles e inexorables. Gran parte de la obra de Marx estuvo dedicada a develar que las supuestas leyes de la economía no son otra cosa que la fetichización de prácticas humanas, llevadas a cabo para el beneficio de las clases dominantes. La presentación del actual gabinete económico como un equipo de técnicos no es, por tanto, más que una especie de máscara para ocultar que sus acciones no tienen por finalidad más que la acumulación del capital por parte de los sectores concentrados de la economía.

   Por otra parte, la idea de que el rol del Estado es de suma relevancia pone de relieve la falacia del libre mercado. Cristina sostuvo enfáticamente que a la economía la dirige el Estado para el beneficio de las grandes mayorías populares o la manejan las corporaciones para beneficio de sus propios intereses. El Estado, por acción o por omisión, siempre está presente. Su finalidad es la defensa y despliegue del bien común. En este sentido, la finalidad del Estado es una finalidad ética. Sin embargo, cuando el Estado aparece cooptado por las corporaciones es sólo otra herramienta entre muchas para el interés de ella.  El aparato del Estado, entonces, es empleado para la maximización de ganancias de los sectores dominantes de la economía, lo que llamamos el poder real. Es lo que acontece en la Argentina desde el 10 de diciembre del 2015.

 La Alianza Cambiemos es una medio más para que las corporaciones manejen la economía, para que hagan y deshagan los destinos del país según convenga a sus intereses, dejando a grandes capas de la población en la desocupación, la pobreza y la miseria.
                                                                                                


                       

            

domingo, 13 de noviembre de 2016

Trump, Macri, Pichetto y la Serpiente

opinión. Agora...a diario 13/11/2016

Edgardo pablo Bergna

   Donald Trump “Promete la deportación de hasta tres millones de inmigrantes” reza el titular del diario La Nación de Buenos Aires el domingo 13 de enero de 2016. Clarín le responde “El Gobierno prepara un decreto para endurecer los controles migratorios” se refiere al gobierno de Mauricio Macri, el mismo día, el mismo mes, el mismo año.

   “Lo que el Presidente quiere es ir hacia un camino en el que pueda entrar y quedarse la gente de buena voluntad y no los delincuentes” aseguran en el gobierno del sur.

   "Lo que estamos haciendo es tomar a los criminales y a quienes tengan antecedentes criminales, pandilleros, traficantes de drogas probablemente dos millones, incluso tres millones; los vamos a sacar del país o los vamos a encarcelar", replican los republicanos del norte.

   “Vamos a buscar a aquellos que tengan condena y que el que delinquió no pueda volver a entrar”, habilitaremos lugares de detención, (…) como no hay y en muchos casos no se los puede detener, se escapan”. Con aire de tango remedando viejas charlas allá por los 80´s cerró la discusión el tandilense, ingeniero civil, dirigente deportivo, empresario y presidente de la Nación con el recientemente elegido, presidente de los Estados Unidos, empresario y según el argentino “amigote” de  otros tiempos.
   Esto que parece urdido por febril imaginación es tomado de las “primera plana” de los dos diarios mas consumidos del país. Ponerlos a dialogar, si es ocurrencia de quien escribe, con todo,  las citas son textuales de cada uno de los que fueron puestos en este dialogo como interlocutores. Antes de seguir y respecto de la cárcel para inmigrantes recordamos el hotel de inmigrantes construido en 1906 para recibir y dar alojamiento y abrigo a inmigrantes de todo el mundo.
   En 1929 se padeció una de las crisis económicas del capitalismo mas duras de la historia conocida como la “Gran Depresión” que atravesó toda la década del ´20. Originada en Estados Unidos se extendió por todo el mundo, fue partera de la segunda guerra mundial e inspiradora de la película “El huevo de la serpiente” del director Ingmar Bergman filmada en 1977 “Todos tienen miedo y yo también, el miedo no me deja dormir, nada funciona bien, excepto el miedo" una de las expresiones mas recordadas del film que trata de explicar a partir de la expansión de la miseria, la concentración de la riqueza en poquísimas manos y las grandes penurias, el surgimiento del rechazo al otro, primero encarnado en el extranjero para después, instalada la xenofobia transformarse en odio a todo aquello que pueda competir con la existencia individual. Durante la crisis murieron en la miseria y de hambre millones de personas y otros millones, literalmente, fueron asesinados por bombas atómicas, en campos de concentración, Shoá o a manos de individuos que avanzaban contra otros individuos por un pedazo de pan.
   En 2008 se produjo otra crisis en Estados Unidos, también se  extendió a través del mundo. La llamaron “Gran Recesión” se produjo con la caída del banco estadounidense  Lehman Brothers y aún sigue vigente se puede decir que la “Gran Recesión” no concluyó. En este marco se despliegan los dichos del presidente Mauricio Macri y las “promesas” de Donald Trump.
   Clima de xenofobia. La pregunta la hizo el francés Michel Rocard “¿cuánta miseria puede aguantar Francia recibiendo inmigrantes pobres? Y fue tomada miserablemente por Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque de Senadores del PJ, que se refirió en forma peyorativa sobre nuestros hermanos bolivianos y peruanos. Promovido por vientos que soplan disminuyendo derechos y sembrando dudas sobre conclusiones en el tema de DDHH. Conclusiones apodícticas, respetadas y asumidas por todo el mundo. En un mundo cuya Europa “civilizada” fue capaz de transformar el mar Mediterráneo en “mar de muertos”, en un mundo donde el tema de la inmigración se cancela con la muerte. Caímos por suma ignorancia política vernácula, en una situación infantil de querer mostrar al mundo que somos como ellos, que somos como Europa y Estados Unidos (porque se trata de ese mundo), que nosotros, la “South América” blanca también tenemos nuestros inmigrantes de la Suramérica mestiza y ramplona, y gritamos ¡somos como ustedes!... y sinó, somos de ustedes, somos suyos. En verdad  
 “Renunciá Picheto, si tenés pelotas renunciá” dijo por suerte la Madre de la Plaza, Madre del pueblo Hebe de Bonafini.
   Cristina Fernández presidenta mandato cumplido de nuestro país, en tono mas político dijo: “Asignarle a la inmigración la causa de  los problemas económicos es una inmensa burrez” indudablemente dirigido a Miguel Angel Pichetto
   Nosotros terminamos este artículo juntando retazos de pasado, recortes de presente y sabemos que el futuro no va a ser mejor. Tengo que decirlo, es mi obligación no vamos a ser mejores cambiando la convicción de que “La Patria es el Otro” por la convicción de que tenemos que terminar “Con la cultura igualitaria” No vamos a ser mejores bajo la conducción de un alto funcionario de DDHH (Claudio Avruj) que sería condenado por “negacionismo” en los países que el mismo llama “serios” sobre todo si además es co-propietario de la Agencia de noticias Vis-A-Vis al servicio de la derecha política israelí. No vamos a ser mejores con Milagro Sala todavía ilegal e ilegítimamente detenida en el presidio de Alto Comedero.

  Es muy evidente que con esta gente en el gobierno no vamos a ser mejores. Dejo para terminar otra oración de la película citada "Cualquiera puede ver el futuro, es como un huevo de serpiente. A través de la fina membrana se puede distinguir un reptil ya formado" 


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Canillitas, la palabra y Milagro Sala

opinión. Agora...a diario 09/11/2016

Edgardo Pablo Bergna
        Editorial del martes 08 de noviembre para el programa “No Se Nada”

   Susan Buck Mors pensadora estadounidense publicó en 2005 Hegel y Haití: La dialéctica amo-esclavo, una interpretación revolucionaria. En el año 460 a.C; el presocrático sofista Gorgias en los fragmentos que nos llegaron del texto Elogio a Helena  plantea que “La palabra es un poderoso soberano que con pequeñísimo y muy invisible cuerpo realiza empresas divinas” y mas adelante se compara a la palabra con un medicamento que en la dosis adecuada sirve tanto para curar una enfermedad o para matar.

   Volviendo a Susan Buck Mors en su texto, nos impresiona con una cita de G. W. F. Hegel tomada de Rosenkranz:
                       Leer los diarios a la mañana constituye una especie de oración matutina secular. Unos (diarios) orientan su actitud hacia Dios y en contra del mundo; otros hacia el mundo tal como es. Una cosa provee tanta seguridad como la otra, a la hora de saber en qué mundo habitamos.

   Se cuenta que Natalio Botana quien fundara el diario Crítica en 1913, que se  publicó hasta 1963, entrevistando a un periodista para su diario, le propuso que escribiera un editorial sobre Dios a lo que el candidato al puesto interpeló: “a favor o en contra”. En ese momento el diario Crítica lo sumó a su plantilla.

   Theodor Adorno, filósofo alemán y uno de los fundadores de la llamada escuela de Fráncfort, en 1954 publicó Televisión y cultura de masas una visión crítica sobre los medios de comunicación, centrado en el poder de la TV para dominar cultural e  ideológicamente a los espectadores de parte del imperio estadounidense. Vale el dato al pasar: Adorno murió a quince días de que se televisara “en vivo” la llegada del “hombre” a la luna.

   El canadiense Marshal McLuhan, filosofo, autor de El medio es el mensaje, texto publicado en español en 1997 afirma, que el “medio “sería como una prolongación del cuerpo humano, y entonces el mensaje, no podía ser mero contenido, en tanto que son pareja indisoluble, el autor, dice que si se modifica el medio se “distorsiona” el mensaje y el impacto va a ser diferente en la primordial función (de los medios) de intervenir en las relaciones sociales.

   Mc Luhan hace una historiografía de los medios de comunicación, o manera de comunicarse, desde lo mas atávico que llamó “Aldea tribal” hasta su contemporaneidad –murió en 1980-  que se enfocó en la televisión, etapa que llamó “Aldea global”

   Todo esto dicho, para enfatizar el poder de los medios a la hora de construir “sentido común”  utilizando como, casi única herramienta, “la palabra”. Con todo, también para conmemorar el día del canillita, que en alusión al dramaturgo Florencio Sánchez, autor uruguayo del sainete canillita, se murió un siete de noviembre.

   Por esa razón los siete de noviembre no se venden diarios y la solución es la pantalla. Y  tal vez cada aniversario nos “recuerde” el futuro del diario en papel  (si nos vieran Adorno y McLuhan) es entonces donde empieza a tomar cuerpo la tesis de Mcluhan ya no en sentido historiográfico sino en sentido histórico.Se puede tener frente a si, en la pantalla, una cierta cantidad de portadas de diarios y ver o sentir como se condiciona la subjetividad de los  “lecto-oyente-videntes”

   Se tomaron dos portadas: diario Página 12 y La Nación. Los dos diarios abordaron objetivamente el tema de Milagro Sala. Efectivamente el desarrollo de la cuestión, en tanto que subjetivo, fue parcial y se puede decir parafraseando a McLuhan, pero con raíces mas dialécticas, el medio condiciona el mensaje pero a la vez el mensaje fundamenta el medio. Entonces La Nación tituló: Una promesa del Norte: tras el imperio Sala, Jujuy aguarda la recuperación. Y Pagina12, a su vez, simplemente: Volver al mundo.

   En muchas ocasiones la grandilocuencia esconde lo insignificante, esta es una, en tanto que el título del artículo del diario La Nación desconcierta con banalidades, propias de un discurso sostenido en la falacia de tomar como significativa la opinión de un señor de quien solo se sabe su oficio (taxista) quien como todo argumento pontifica sobre lo bien que se vive ahora, en Jujuy, y que “con meter presa a la Milagro alcanzaba”

   El caso opuesto es el del diario Página 12 que con un sugerente Volver al mundo despliega  todo su potencial explicando las condiciones de ilegitimidad, ilegalidad y excepción en que se encuentra detenida Milagro Sala dando cuenta de  los documentos de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA que exigen la inmediata libertad de Milagro, a la que el Estado Nacional Hasta ahora no respondió.

   Volver al mundo como disparador para pensar si el regreso al mundo que preconiza el discurso de derechas de la alianza Cambiemos, en nuestro país, es el mundo exclusivamente del anarco-capitalismo-financiero o es algo mas, y recordemos que los pedidos de libertad a Milagro transitan las rutas de los DDHH y por añadidura las de educación, salud , ciencia y tecnología y recordemos, también, que las promesas en política mueren, o se realizan en el presupuesto y el presupuesto que envió Cambiemos para 2017 disminuyó las partidas en todos estos rubros.

   Para terminar escuchamos que el Papa Francisco interpeló a los dirigentes para que hagan política y para los papistas que a veces son menos papistas que el Papa digo que siempre se hizo política desde el Vaticano, pero se  hacía bajo las sotanas, ocultos, no es el caso de este Papa que es muy explícito.

  Una opinión muy particular sobre el caso de Milagro Sala y la Túpac Amaru. ¿No será que Milagro y la Túpac son un escollo para el Plan Belgrano (y la ley de privatización de la obra pública) que impulsa este gobierno que, dice, llevará trabajo y vivienda a las provincias del norte, entre ellas la mimada del presidente Macri, Jujuy? ¿No será que Milagro y la Túpac mostraron como se puede sostener: trabajo y dignidad, salud y educación, recreación y esparcimiento por fuera de los grandes contratistas del Estado? ¿No será que Milagro y la Túpac pudieron apoyados por doce años de un gobierno nacional y popular ir “contra el imperialismo internacional del dinero”como sugirió el Papa este fin de semana?


domingo, 6 de noviembre de 2016

lunes, 31 de octubre de 2016

Sacralidad

opinión. Agora...a diario 31/10/2016


Maximiliano Basilio Cladakis

  Entro a la catedral. Me persigno. No soy creyente pero igualmente lo hago. Es una señal de respeto, aunque no tengo en claro hacia qué se dirige ese respeto. No creo que se trate de Dios, mucho menos de la Iglesia como institución. Quizá se trate del silencio, de los vitro volviendo sobrenatural  la natural luz del sol, de la imagen de Cristo sobre la cruz que se yergue, sangrante, detrás del púlpito. Quizás se trate de la comunión de todos estos elementos y de algunos otros que se despliegan más allá de mi comprensión.

   El recinto se encuentra casi vacío. Sólo hay un grupo de tres hombres mayores que murmuran. Oigo frases sueltas. Hablan como si estuvieran en un bar. “La mina esa es una puta”, dice uno. “A esos negros hay que meterles bala”, dice el otro. “Son unos pecho frío, empataron contra esos muertos”, pronuncia el tercero.  Sin embargo, aunque resulte paradójico, sus habladurías no logran perforar el silencio, sino que, por el contrario, lo acrecientan aún más. Precisamente, cada cosa, para definirse, necesita de su contrario. El silencio no sería silencio sin las habladurías y las habladurías no serían tales sin el silencio. Se definen unos a otros, negándose y, al mismo tiempo, necesitándose.

   Me siento en un banco y continuo pensando en ese hecho que parece atravesar todas las cosas. Miro la imagen de Cristo y recuerdo a Judas. La bajeza de Judas hace más gigante la grandeza de Cristo. Lo mismo ocurre al revés. La grandeza de Cristo hace más ruin la bajeza de Judas. Cristo es Dios hecho carne, lo absoluto eligiendo hacerse mortal para salvar la humanidad. Dios se entrega a sí mismo y a su hijo a los horrores del mundo. Se vuelve carpintero, se rodea de pobres, de leprosos, de prostitutas, muere luego de un calvario de doce horas. A Judas sólo le interesan un par de monedas de plata.

   Cotidianamente, suelo definirme como ateo. Sin embargo, siempre tuve una fascinación por Cristo, o, mejor dicho, por lo crístico, ya que lo crístico no se agota en Cristo. Sócrates, Espartaco, Bruno, el Che son tan encarnaciones de lo crístico como lo es el propio Cristo. Desde adolescente encontré en ello la verdadera sacralidad,  lo realmente trascendente del espíritu. Lo humano superando lo humano desde y por lo humano, la conquista de sí por el sacrificio de sí, la finitud logrando la infinitud por medio de la misma finitud. En esas aparentes contradicciones habita lo sagrado. Es una certeza que, de seguro, me acompañará hasta el fin de mis días.


   En última instancia,  yo también soy un hombre de fe. Y miento cuando digo que no soy creyente.