Ágoraa diario la arena política

realidad en blanco y negro...

Maximiliano Cladakis-Edgardo Bergna editores. Organo de opinión política de Atenea Buenos Aires. Radio Atenea y Agora Buenos Aires

Escriben: Leandro Pena Voogt-

**********************************************************************************************

jueves, 17 de marzo de 2011

Marxismo y Filosofía

opinión. Agora...a diario 17/03/2011

Maximiliano Basilio Cladakis

En la introducción de la Crítica de la razón dialéctica Sartre sostiene que no hay más que una filosofía “viva” por época histórica. Tal afirmación se desliga de la concepción que Sartre tiene de la filosofía. Para él, la filosofía es una “(…) abstracción hipostasiada (...) [1]; es decir, que la filosofía surge, toma su ser, del mundo histórico. Sartre divide entonces a la filosofía moderna en tres etapas: una etapa inicial representada por las filosofías de Descartes y de Locke, una segunda cuyos mayores exponentes son Kant y Hegel y una tercera (que continúa siendo la vigente hasta pasada la mitad del siglo XX) que es la de Marx. La primera representaba a la burguesía de comerciantes y banqueros, la segunda a la burguesía industrial, la tercera al proletariado como clase social emergente.

“En primer lugar (la filosofía) es cierta manera de tomar conciencia de sí de la clase ascendente; y esta conciencia puede ser neta o confusa, indirecta o directa: en los tiempos de la nobleza de toga del capitalismo mercantil, una burguesía de juristas, de comerciantes y de banqueros, algo captó de sí mismos a través del cartesianismo; siglo y medio después, en la fase primitiva de la industrialización, una burguesía de fabricantes, de ingenieros y de sabios se descubrió oscuramente en la imagen del hombre universal que le proponía el kantismo”[2].

La filosofía surge del mundo histórico; sin embargo Sartre está muy lejos de pensar algo semejante a la teoría del reflejo. Por el contrario, la relación entre ella y aquello de donde surge es una relación dialéctica. La filosofía surge del mundo histórico pero también actúa sobre él. “Toda filosofía es práctica, aunque en un principio parezca de lo más contemplativa; el método es un arma social y política”[3]. Para Sartre son cuatro los rasgos distintivos de la filosofía: ella es idea reguladora, arma ofensiva*, comunidad del lenguaje y totalidad del saber. La filosofía es un saber omnienglobante en el cual se conjugan teoría y praxis, es el saber sistematizado y sistematizador de una época y de una clase social.  (Para continuar leyendo clickee ... aquí)

No hay comentarios.: