Ágoraa diario la arena política

realidad en blanco y negro...

Maximiliano Cladakis-Edgardo Bergna editores. Organo de opinión política de Atenea Buenos Aires. Radio Atenea y Agora Buenos Aires

Escriben: Leandro Pena Voogt-

**********************************************************************************************

martes, 19 de abril de 2011

¿Cómo pueden estar los Kirchner gobernando Argentina?

El escritor peruano Mario Vargas Llosa último Premio Nóbel de Literatura, como se sabe, protagonizará el acto inaugural de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. “La Rural” predio ferial de Buenos Aires (ligado a los intereses de los ámbitos mas concentrados de poder económico) abrirá sus puertas al escritor latinoamericano. A estas horas, Vargas Llosa, es el “referente” de los medios de comunicación y empresas concentradas en oligopolios, fue declarado “huésped de honor” por el macrismo y la Coalición Cívica, y agasajado con un cóctel ofrecido por Macri y Eduardo Duhalde. El 19 de abril a las 19.30 hs dará la conferencia de cierre como figura central de la reunión regional anual que organiza Mont Pelerin Society. El tema: "El desafío del populismo a la libertad en América Latina"
Edgardo Pablo Bergna

opinión. Agora...a diario 19/abril/2011

A principios del mes de marzo cobró estado público una carta enviada por el director de La Biblioteca Nacional, Horacio González a Carlos de Santos, presidente de la Cámara del Libro. El texto pedía que se revisara la pertinencia de que la apertura de la Feria del Libro estuviera a cargo del escritor peruano Mario Vargas Llosa. Tal fue el revuelo producido, acusando a los “intelectuales K” de censura, que el mismo Poder Ejecutivo tuvo que intervenir. Como resultado, González asumió, a pedido de la misma presidenta Cristina Fernández, la responsabilidad de rectificar públicamente el contenido de aquella.


El director de nuestra Biblioteca Nacional, Horacio González, tiene derecho a formular su opinión sobre un hecho que atañe a su cargo. Que sea director de la Biblioteca Nacional, quien opine sobre un acontecimiento netamente literario como “La Feria del Libro” es algo que va de suyo, sobre todo si, él mismo, en el texto, aclara que escribe como: “ciudadano, como director de la Biblioteca Nacional y como lector” en una carta personal al “Estimado Carlos trato que denota una relación que, en todo caso, legitima la íntima misiva a Carlos de Santos, presidente de la Cámara del Libro.

La importancia que se le dio a este hecho por parte de casi todos los medios de comunicación, por el arco opositor y, por el mismo Mario Vargas Llosa, hacen pensar que los que nos guiamos por el buen sentido, incluido Horacio Gonzáles, pequemos de ingenuos. De grandísimos ingenuos.

Pensamos que la Feria del Libro tiene alguna representatividad popular y que quienes la organizan son capaces de interpretarlo. Sabemos que el tono que se da a la inauguración siempre es eminentemente político y recordamos que en octubre de 2010, la argentina fue invitada de honor a la Feria del Libro de Frankfurt, y que en esa oportunidad la presidenta Cristina Fernández de Kirchner homenajeó a Elsa Oesterheld hecho que no deja dudas sobre cual es la línea política y la voluntad de la nación por revisar su historia. Todo un símbolo

Dicho reconocimiento, en el ámbito internacional, a nuestro país y según se dieron los hechos, hacía pensar que para abrir esta edición de la Feria “se designe a un escritor argentino en condiciones de representar las diferentes corrientes artísticas y de ideas que se manifiestan hoy en la sociedad argentina, como bien lo expresa el director de la Biblioteca.

Decía que pecábamos de ingenuos porque si esa opinión suscitó arengas como ataque a la “libertad de opinión” a la “libertad de expresión” “censura K” etc. es porque se nos pasó que la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires es un emprendimiento organizado por la Fundación el Libro, Entidad civil sin fines de lucro constituida por la cámara argentina del libro, cámara argentina de publicaciones, cámara española de comercio (sector de libros y revistas) etc. Todas representantes de empresas comerciales en el rubro editorial con fines de lucro. Dicho esto, acordemos que la feria, tiene la misma finalidad que toda feria: presentar productos para venderlos y mejorar las condiciones comerciales del producto, sean libros, automóviles o vacas. Y ahí no se permite la opinión de nadie que no sea en representación del libre mercado. Vargas Llosa es su mejor representante y se le abren las puertas del mundo del comercio no de las ideas. Esta claro que los apóstoles del mercado consideran toda opinión adversa, como acoso a la libertad y censura

Entonces, que la Feria sea inaugurada por el autor de La casa verde (lo entendemos por lo expresado arriba) es confrontativo a la línea política que ha elegido el pueblo, y que fuera reconocida el año pasado en la Feria Internacional del libro de Frankfurt. Vargas, como actor político, está en los antípodas del gobierno nacional, su visita al predio de la Sociedad Rural Argentina, donde se realiza la Feria, coincide con su participación en Mont Pelerin Society (dejo aquí el programa, ahorra muchas explicaciones) que se realiza en el hotel Sheraton del 17 al 20 de Abril.

¿Hay alguna razón para que se altere la conducta de que la Feria la inaugure un escritor argentino? ¿Y que sea Vargas Llosa? Aunque considere a nuestro país “payasesco” y “aquelarre corrupto” y se pregunte ¿Cómo pueden estar los Kirchner gobernando Argentina? La razón es política, claramente política. El escritor peruano de nacionalidad española es un franco promotor de ideas neoliberales de derecha, la organización de la Feria lo utiliza como munición pesada contra el gobierno, al que se opone frente a la ineficacia de una oposición política que represente sus intereses. Recordemos que La debilidad de la oposición originó, a su tiempo, agrodiputados y periodistas de multimedios que dirigen la acción de legisladores. En un acto de “desagravio” “por las declaraciones de los intelectuales K” o “piqueteros intelectuales” (ciertos agravios en lugar de ofender enaltecen) los legisladores porteños del PRO (macristas) y de la Coalición Cívica (E. Carrió) declararon “Huésped de Honor de la Ciudad” al autor de La ciudad y los perros. Se opusieron el kirchnerismo y Nuevo Encuentro. A la pregunta que se hace Vargas Llosa sobre ¿Cómo pueden estar los Kirchner gobernando argentina? Cabe otra que no se animó a pronunciar ¿Cómo la argentina pudo ser invitada de honor y representada por Cristina Kirchner para inaugurar la Feria del Libro de Frankfurt?

La posición que expresa la carta enviada por Horacio González a los organizadores de la feria del libro es consistente con la acción que, un intelectual comprometido con su tiempo debe asumir con los medios que dispone dentro de su actividad. Sartre considera que la posición del intelectual es contradictoria e ingrata y debe abocarse enteramente a la acción si la considera “justa y verdadera” Ese es el ámbito en el que se mueve Horacio González.

 Entre la primera carta enviada a los organizadores de la feria, y la segunda, que pedía se “anule” lo que se “afirmaba” en la anterior, hay un plus. Visto dialécticamente, un tercer momento que supera los dos anteriores. Mantiene viva la dicotomía y propicia el debate. Debate que no se extingue en ponerse del lado del escritor de derechas o del intelectual de izquierdas, sino que interroga sobre la posibilidad o imposibilidad de escindir la obra del autor.
Ahora es el turno de quienes nos enfrentamos a la obra para interrogarla y nos siga generando preguntas, para que nos inquiete o para inquietarla. O contemplarla como mero objeto de entretenimiento con expectativas de buen gusto y estilo; alimento para el alma.

En el primer caso, la carnadura del autor que se expresa fuera de su obra la resignifica, y el receptor (lector crítico) resignifica a su vez su lectura. Volviendo a Sartre cuando se le pregunta porqué no había recibido el premio Nóbel explicó que lo hubiera recibido si se lo hubieran otorgado cuando participaba en la lucha por la liberación de Argelia; porque el Nóbel hubiera movilizado a mucha gente en esa dirección. En el momento en que se lo dieron, dice, se lo estaban ofreciendo a un escritor de izquierda pero a la vez a un pequeño burgués. Creemos que la literatura no se agota en el plano estético en tanto que irrumpe el plano ético y la hace inevitablemente política.

La contradicción que encarnó Horacio González como intelectual-funcionario instala necesariamente el debate. Introduce a la discusión que orada la coraza que pretende mostrar una parte de la actividad de un hombre, la de escritor, laureado por un premio, mientras quita de la escena al hombre en su totalidad. Ni Vargas Llosa es solamente un premio Nóbel ni Horacio González es solamente un funcionario público. 
Aquí se pueden escuchar algunas de las impresiones de Mario Vargas Llosa que se mencionan en este artículo-

3 comentarios:

damianivanoff dijo...

En un principio a mí también me generó indignación y me pareció acertada la carta de gonzalez. Y me sigue pareciendo acertada (la primera, por supuesto).

Pero creo que deberíamos dejarlos expresarse en sus espacios. Remarco: SUS espacios.

No hay nada en la feria del libro, hoy, que nos deba interesar.


Vamos a generar nuestros espacios mejor. Y que ellos se queden vendiéndole libros a precio de euro a la tilinguería. Yo no voy.

Agora...a diario dijo...

Hola Damian, gracias por participar.
Estoy de acuerdo con que la Feria es un espacio que se reduce a intereses meramente comerciales.Y de acuerdo con generar (nuestros) espacios donde el valor de la escritura no esté teñido por el precio que la industria editorial paga a los organizadores de la "Feria" según el tamaño y la ubicación del "quiosco". Con todo hay que seguir debatiendo, y el debate, que hoy es entorno a Vargas Llosa, es el debate sobre la relación entre la política y el intelectual.
Si abandonamos el debate creyendo que le damos prensa, en este caso, a Vargas,dejamos un espacio para que se exprese solamente el neoliberalismo, representado por la organización de la Feria del Libro.
Muchas gracias por tu aporte. Saludos
Edgardo

Néstor Dulce dijo...

Si me permiten quiero opinar desde el humor ...VARGAS LLOSA EN LA "FURIA" DEL LIBRO. En la conferencia de prensa de Vargas Llosa, mis compañeritos y yo, salimos con “los tapones”, o mejor dicho, “la lengua” de punta.
- “¿Es verdad, ...sr Vargas Llosa, que uno de los primeros libros que leyó fue el Quijote y que como se trataba de un hombre que enloqueció por leer mucho, a partir de allí no leyó nunca más?”. Silencio stampa.
- “Yo fui solito a una librería y pedí un libro del último premio Nobel de Literatura” “Muy bien, pibe. Te felicito” “Sí .. y junto con eso pedí un antiácido del último premio Nobel de Química“
- “¿Es verdad que sus libros son tan fachos que no sólo vienen con tapa dura sino también con mano dura?”.
- “Vio que EE UU está bombardeando Siria. Bueno. Yo quisiera saber si el mismo jurado que a ud le dio el premio Nobel de Literatura es el que a Obama le dio el Nobel de la paz”.
Si querés saber cómo reaccionó el peruano, vas a tener que leerlo en el blog: www.kikitodulce.blogspot.com